sl2_2

 

El embarazo involucra una serie de cambios fisiológicos, morfológicos y emocionales. Muchos de estos cambios traen consigo molestias para la mujer, por lo que es frecuente que se adopten actitudes pasivas frente a su salud, sólo a la espera de que pasen con el término del embarazo, vivenciando una etapa donde prima el reposo. Esto se ve reflejado en el aumento del sedentarismo que se produce durante esta etapa. Además, en ocasiones durante el embarazo se producen lesiones y patologías tales como sacroileitis, pubalgia, lumbalgia entre otras, las cuales pueden manejarse mediante tratamiento kinésico especializado.

MG_0956Javiera-Stephens4-copia

 
Beneficios del ejercicio durante el Embarazo:
  • Aumenta la función del sistema inmune materno que sigue beneficiando al bebé después del nacimiento a través de la lactancia materna.
  • Entrega más eficientemente sangre y oxígeno al corazón y el cerebro, mejorando  los niveles de energía y concentración.
  • Ayuda a controlar o prevenir la diabetes gestacional.
  • Controla más eficazmente el aumento de peso, que – además de los beneficios físicos – mejora la imagen corporal, la confianza y la auto-conciencia.
  • Mejora la postura y da lugar a un menor número de molestias y dolores.
  • Ayuda a que la recuperación postparto sea más rápida.
  • Disminuye la incidencia de caídas.
  • Reduce el estrés, la ansiedad y el insomnio, contribuyendo a una mejora general en los patrones de sueño.
  • Hay un desarrollo mayor de la placenta, lo que aumenta la capacidad de intercambio de oxígeno y CO2 y nutrientes.
  • Aumenta la capacidad cardiovascular del bebé.

Beneficios del ejercicio durante la labor de Parto y Nacimiento:

  • Trabajo de parto más corto.
  • Mayor tolerancia al dolor.
  • Mayor resistencia para el trabajo de parto y el parto, con menos esfuerzo percibido durante éste.
  • Menor incidencia de parto por cesárea.
  • Buen tono muscular pélvico, lo que resulta en menos episiotomías o desgarros.

 

Este programa es realizado por una Kinesióloga especialista en el área y consta de la aplicación de diferentes técnicas: Ejercicios de respiración, de elongación, aeróbico, de entrenamiento muscular localizado, de control motor, de Piso Pélvico y de relajación. Las sesiones se realizan 2-3 veces por semana con una duración de 1 hra, a partir de la semana 13 de gestación.

 

btn-agenda-tu-hora-3